Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

Soluciones para las Cicatrices - LASER URGOTOUCH

urgotouch-dr-trivino-cirujano-plastico.png

Consideraciones generales respecto de las cicatrices

Las cicatrices son una cuestión que, aunque parezca banal, preocupa a la mayoría de pacientes. No sólo a los pacientes que se operan de cirugía estética; para cualquier paciente que debe someterse a una cirugía, el tema de la cicatrización es muy recurrente.

Cómo va a quedar? va a ser visible? o no? dónde se ubicará?...son preguntas que los pacientes suelen hacer.

Cuando hablamos de cirugía estética, éste tema se convierte en un factor con mucho peso a la hora de tomar la decisión.

En muchas ocasiones la mejor alternativa quirúrgica implica plantear una cicatriz de cierta envergadura. A mi modo de ver, ofrecer alternativas que eviten esas cicatrices, siempre y cuando se trate de la mejor opción, puede llevar al paciente a tomar una decisión errónea. Por ejemplo, una paciente que deba someterse a una pexia (elevación de mamas), puede optar por realizarse un aumento de mama, por sugerencia del cirujano, para evitar la cicatriz pero dicha decisión posiblemente no será acertada.

Yo, como cirujano, soy consciente que las cicatrices son un handicap importante y en cirugía estética mucho más. Se genera una interesante paradoja: por cuestiones estéticas, te sometes a una cirugía que puede dejar una cicatriz “nada estética”.

Las cicatrices son un tema que nos preocupa mucho, de hecho, hay un estudio que habla de que alrededor del 72% de los pacientes, a la hora de tomar decisiones respecto a su cirugía, le dan una importancia alta o muy alta a la cicatriz.

Pero, desgraciadamente, la cicatriz es un elemento inevitable. Actualmente, cualquier cirugía pasa por un corte, más o menos grande, y, por lo tanto, va a dejar una cicatriz.

En nuestro medio la cicatriz es un elemento que pesa mucho y por ello nos preocupa. Por descontado, tomamos todas las medidas posibles: utilizando determinadas suturas, suturando de una forma concreta o localizando la mejor ubicación posible para la cicatriz pero, al final, hay una parte que resulta personal e incontrolable, se trata de la calidad de cicatrización propia de cada paciente.cicatriz de cesárea sin tratar con urgotouch

¿Qué medidas tomamos para mirar de optimizar la cicatrización?

Cuando hablamos de cicatrices, hay varios elementos que acabarán influyendo en éstas. Algunos de estos factores son controlables, otros no:

Componentes controlables:

  • Localización de la cicatriz: buscando siempre la mejor ubicación posible.

  • La agresión sobre los tejidos: no es lo mismo hacer una incisión limpia, con un solo paso de bisturí que cortar con varias pasadas. El corte limpio condiciona una mejor calidad de cicatriz.

  • El uso controlado de un bisturí eléctrico: controlar la agresión térmica sobre los tejidos permite minimizar la inflamación postoperatoria.

  • El tipo de sutura: si se utiliza una sutura más gruesa... la cicatrización va a ser más visible; las suturas más finas dejarán una cicatriz más estética. Una sutura intradérmica deja una calidad de cicatriz menor que dejar los puntos externos...

  • La utilización de hilos reabsorbibles o el tiempo de reabsorción también es determinante en el aspecto de la cicatriz. Si la reabsorción es más lenta la inflamación del tejido será menor.

  • La humedad y la tensión son otros de los elementos externos que se pueden controlar, representan los grandes enemigos de una cicatriz. La humedad se puede reducir gracias a las curas que se realizarán durante los días posteriores; la herida se debe mantener seca. La tensión que la herida sufrirá también se debe controlar pero, en ocasiones, hay que jugar con un equilibrio un tanto inestable puesto que cierto grado de tensión puede ser necesaria a fin de conseguir un buen resultado.   

     

    Componentes no controlables:

  • La calidad cicatricial del paciente: En algunos estudios se calcula que entre un 15 y un 20% de la calidad final de la cicatriz depende exclusivamente del paciente, es decir, de la forma personal de cicatrizar de cada uno. Todos sabemos que algunas razas cicatrizan mejor que otras, que las pieles claras lo hacen mejor que las oscuras; algunas zonas del cuerpo cicatrizan peor que otras (por ejemplo, las piernas cicatrizan pero que los brazos, la cara cicatriza mejor ….) Pero, de cualquier forma, cada persona cicatriza de una forma concreta por lo que una misma intervención, hecha con el mismo mimo y atención, puede generar cicatrices muy distintas entre dos pacientes, sólo debido a las diferencias propias de cada individuo.

A día de hoy, esas variables que a priori no son controlables, sí pueden ser modulables. Recientemente hemos incorporado un dispositivo elementos que puede ayudarnos a optimizar la calidad cicatricial inherente a cada paciente, actuar sobre esa capacidad personal, intentar modularla un poco y sacarle su mayor rendimiento...

¿Qué otros medios ayudan a optimizar el proceso de cicatrización?

Bien, recientemente estamos trabajando en estas medidas. Nuestro trabajo consiste en mejorar el aspecto en todos los sentidos y, por ello, debemos exponer a nuestros pacientes todos los recursos que tenemos y que les pueden aportar una mayor grado de satisfacción y nivel del resultado.

Por ello, hemos incorporado recientemente el URGOTOUCH, una nueva arma para el control de la calidad de la cicatriz. Es un láser que se aplica intra-operatoriamente, en una única sesión, en el mismo quirófano, una vez la cicatriz ya se ha suturado. La finalidad última de dicha aplicación o tratamiento es incrementar, durante un periodo de tiempo máximo de 12 segundos, la temperatura sobre el lecho cicatricial. Concretamente buscamos elevar la temperatura hasta los 50º +/- 3ºC; con ello conseguimos activar una serie de proteínas.Láser urgotouch

¿Cómo funciona el láser Urgotouch para mejorar tu cicatriz?

Consta demostrado en diversos estudios que ese incremento controlado de la temperatura en un tiempo máximo de 12 segundos permite activar unas proteínas especiales que se llaman proteínas de choque térmico (HSP).

Esas proteínas participan en la reorganización del colágeno durante el proceso de cicatrización; por ese motivo, conseguimos optimizar la calidad de la cicatriz y reducir la respuesta inflamatoria.

Se trata de un tratamiento optimizador que actúa desde el primer momento, organizando la reconstrucción del tejido y obteniendo cicatrices menos visibles desde el instante en que éstas  se forman.

A mi me gusta presentarlo como un modulador de cicatrices, la pretensión es mejorar la calidad individual de esa cicatriz, sacarle el máximo partido. Los estudios realizados determinan que, de media, permiten mejorar en un 30% el aspecto de esa cicatriz, llegando hasta el 53% en algunos pacientes.

Evidentemente, el cirujano debe tomar todas las medidas, la técnica del cirujano y su experiencia son fundamentales para el éxito de la cirugía y la calidad de la cicatriz. El láser URGOTOUCH  es un plus en el resultado final. Una herramienta más que, a mi modo de entender, no puede dejar de ofrecerse. En mi opinión, se trata de una tecnología muy útil, a la que no se le puede dar la espalda si queremos conseguir la excelencia en cirugía estética.

Todo por y para vosotr@s.

Si necesitas más información ponte en contacto conmigo, estáre encantado de aclararte cualquier duda.

Aquí os dejo un video que explica visualmente el funcionamiento del láser Urgotouch.

 

 

2 comentarios

Mireia Oliver Serós
23 Mayo 2019

Las infiltraciones de corticoides para mejorar la cicatriz, ya han quedado obsoletas?

Responder
Dr.Triviño
23 Mayo 2019

Apreciada Mireia, no, la infiltración de corticoides es una opción más en manejo de las cicatrices con tendencia a la hipertrofia o queloideas. Es especialmente efectivo en fases iniciales de la evolución de esa cicatriz; en cicatrices más madura su efectividad se reduce de forma muy importante. Como siempre, el manejo de cada caso es específico e individual, precisa una valoración personalizada y una elección apropiada de la mejor opción. Un saludo.

Responder

Escribe un comentario



Compartir este artículo: