Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

Lifting facial

lifting-facial.jpg

Con la edad los tejidos van perdiendo fuerza y eso hace que la gravedad los haga descender; nuestra cara no deja de sufrir ese efecto y ello es lo que condiciona que, con el paso el tiempo, los volúmenes del rostro se desplacen hacia abajo. La recuperación de la posición previa de esos volúmenes es lo que hace que el aspecto del rostro sea más joven y bello.

 El lifting facial busca precisamente eso, restaurar la anatomía más joven de nuestro rostro mediante la elevación de los volúmenes caídos por el paso del tiempo.

El cuello y la parte media de la cara son las zonas donde más se evidencian esos efectos, pero no en todos los rostros se aprecia en la misma proporción; por eso dividimos en trabajo y hablamos de lifting cervical, cuando trabajamos en el cuello, lifting medio cuando nos centramos en el espacio comprendido entre los ojos y la mandíbula o lifting frontal, si hablamos de frente y cejas. El trabajo es combinable hasta su máxima expresión, cuando tratamos todo el rostro, hablando de lifting facial completo. 

¿En qué consiste el lifting?
Se trata de la técnica quirúrgica que se centra en el rejuvenecimiento facial mediante la restauración de los volúmenes perdidos o descendidos. Se puede realizar de forma aislada o combinada con otras técnicas que permitan optimizar el resultado (Blefaroplastia, Coleman facial…).   

¿Indicado en…?
El lifting facial busca restaurar la posición de los volúmenes faciales y mejorar el aspecto global del rostro mediante la mayor definición del contorno facial y el suavizado de las arrugas. Por lo tanto está indicado para quien empiece a evidenciar los siglos de “descolgamiento facial”, la pérdida tono facial, la pérdida de volumen o definición de su rostro. 

¿Cómo es la cirugía?
Se trata de un procedimiento que busca restaurar los volúmenes faciales desplazados como consecuencia de la pérdida de tono de las estructuras de soporte facial. Los volúmenes tienden a desplazarse hacia delante y abajo; por lo tanto, la dirección en la que debemos recuperar la posición es mediante la tracción de los tejidos en sentido inverso, esto es hacia atrás y arriba. 

Las incisiones pueden variar en función del área a tratar y de la intensidad del correctivo. Cuando trabajamos el lifting medio se localizan en el entorno de las orejas, desplazándose hacia la sien, siguiendo la línea próxima al pelo, cunado se conjuga con el lifting frontal y por detrás de la oreja, perdiéndose entre el pelo, en el lifting cervical. 

A través de esas incisiones se procederá a disecar el espacio “virtual” que separa la piel, por encima, de la musculatura facial, por debajo; posteriormente, se practicará la tracción de las estructuras profundas mediante diversas técnica; para finalizar se readapta la piel al nuevo perfil facial 

Duración de la cirugía de Lifting facial.
Dependiendo de la extensión del tratamiento propuesto, la duración de la intervención se puede prologar hasta las cinco horas.

Anestesia para la cirugía de Lifting facial
Se realiza bajo anestesia general 

Régimen hospitalario para la cirugía de Lifting facial.
Comúnmente se recomienda una noche de ingreso, si bien, en ocasiones, se puede prolongar hasta dos noches para facilitar la vida autónoma domiciliaria. 

¿Cómo evoluciona y cuándo se ven los resultados?
Los resultados son notables, a partir de los quince días los pacientes se pueden incorporar a una vida normal con mínimas limitaciones (morados residuales, inflamación en la parte baja de cara y cuello…) y al mes la normalización es generalizada, si bien aún quedarán unos meses para poder decir que el proceso es estable y el resultado definitivo. 

Un elemento que condiciona de forma muy marcada el resultado final es el estado previo de la piel y los cuidados que ésta haya recibido; siendo muy recomendable una optimización previa de la misma por parte de nuestro equipo para que la respuesta postquirúrgica sea óptima.

Preguntas frecuentes

¿Tiene alguna pregunta? A continuación responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes de nuestros clientes.

¿Hay una edad ideal para realizarme la cirugía?
    Por norma general no se considera que la edad sea un factor derterminate para ser sometido a la cirugía. Podemos encontrar pacientes que se sometan a la cirugía en la década de los 40, aunque no es lo habitual, y pacientes que pasados los 60 pudieran no precisarla. Todo depende de los efectos que el paso de los años hayan producido sobre las estructuras facilaes.
¿Seguiré siendo yo?
    Mantener la identidad del paciente que se somete al Lifting es la prioridad; se practicará un tensado de la piel y las estructuras profundas que condicionarán un cambio, pero no debe pretenderse que, como resultado de la cirugía, el paciente deje de sentirse e identificarse a si mismo. Los casos en los que este hecho pudiera llegar a producirse, deben ser considerados como un fracaso de la técnica.

Solicita información

Estaremos encantados de atenderle.
(*) Campos obligatorios

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

Dr. José María Triviño Fernández

+info

Finalidad

Gestión de las peticiones realizadas a través de la web y envío de comunicaciones comerciales

+info

Legitimación

Consentimiento del interesado

+info

Destinatarios

No se cederán datos a terceros salvo obligación legal

+info

Derechos

Acceder, rectificar, cancelar y oponerse, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

+info

Información

Adicional

Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad





Suscríbete a nuestras newsletters para estar a la última en tratamientos y cirugía