Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

Ácido hialurónico

tratamientos-faciales.jpg

El Ácido Hialurónico es una molécula muy presente en nuestro cuerpo, concretamente es una molécula estructural que puede ser aislada en el cartílago, el humor vítreo o la piel.

Una de sus propiedades es la capacidad para retener grandes cantidades de agua, por lo que tiene grandes propiedades hidratantes, actuando como una esponja, por lo que es utilizado como material de relleno. El hecho de ser una molécula propia del organismo hace que éste la procese como propia, degradándola progresivamente hasta su reabsorción (eliminación) competa.

Se trata de uno de los materiales de relleno más utilizado, sólo o en combinación con otras moléculas, permite, según el caso, aportar volumen cuando queremos realzar aspectos del rostro o restaurarlo cuando éste se ha perdido por efecto de la edad. 

Existen diversas presentaciones de Ácido Hialurónico: reticulado, no reticulado y combinado con otras moléculas (hidroxiapatita, carboximetilcelulosa…); esto nos permite controlar sus efectos como la capacidad de absorber mayor o menor cantidad de agua (los más reticulados absorben menos cantidad de agua por lo que se dilatan menos), la durabilidad del efecto buscado o la potenciación del resultado secundario a la estimulación conjunta de otros estímulos titulares como la síntesis de colágeno...

¿Dónde se aplica?
Dependiendo del objetivo puede ser aplicado en diferentes partes del rostro, cuello, escote e incluso manos.

A modo de relleno acostumbra a ser utilizado para controlar las arrugas más profundas del rostro, entrecejo, surcos nasogenanos, arrugas peribucales (código de barras)…o para realzar volumen de labios o pómulos. 

¿Cómo se aplica?
En la consulta, mediante inyección directa en la zona a tratar.

Dependiendo del objetivo del tratamiento se utilizarán moléculas de mayor o menor peso molecular, reticulado o no, incluso combinado con otras moléculas que aumentan su durabilidad o densidad. 

¿Cuánto dura?
Dependiendo de las características del producto concreto puede durar hasta dos años. Se considera una duración medida de 1 año.

Solicita información

Estaremos encantados de atenderle.
(*) Campos obligatorios

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

Dr. José María Triviño Fernández

+info

Finalidad

Gestión de las peticiones realizadas a través de la web y envío de comunicaciones comerciales

+info

Legitimación

Consentimiento del interesado

+info

Destinatarios

No se cederán datos a terceros salvo obligación legal

+info

Derechos

Acceder, rectificar, cancelar y oponerse, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

+info

Información

Adicional

Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad





Suscríbete a nuestras newsletters para estar a la última en tratamientos y cirugía