SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19 – SEGUIMOS TRABAJANDO POR Y PARA VOSOTROS

Llevamos más de seis meses peleando contra el SARS-CoV2 y parece que se resiste a dejarnos. La ansiada normalidad no acaba de llegar, entre otras cosas porque, debemos reconocer, como sociedad no hemos hecho las cosas como debíamos.

En los últimos días la situación se ha exacerbado y eso ha obligado a las autoridades a endurecer las medidas restrictivas para tratar de controlar la expansión del virus y rebajar la velocidad de trasmisión a niveles de tolerancia.

Desde el pasado 11 de mayo, fecha en que nos dieron luz, hemos mantenido una actividad de forma ininterrumpida y, afortunadamente, sin que se hayan reportado contagios en el equipo ni entre los pacientes. Eso no quiere decir que debamos relajarnos, más bien todo lo contrario, debemos seguir insistiendo y mantener una extrema prudencia para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal.

Mantenemos una estrategia de control a cuatro niveles:

  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Hemos reforzado, dado el incremento de la demanda, nuestro circuito de visitas telemáticas; podemos atenderte por videoconferencia con mucha más agilidad que antes y sin que tengas que desplazarte ni salir de casa. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.

Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:

  • Por whatsapp: escribiendo al +34 676 04 65 31
  • Por teléfono, llamando al +34 938 55 31 68
  • Enviándonos un correo a info@drtrivino.com
  • Escribiendo en el formulario que encontrarás en la web

La labor de todos y cada uno es fundamental. Sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará, poco a poco seguimos avanzando. No desistas, sigue luchando.

En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.

Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

Mama secundaria

mama-secundaria.jpg

Cuando hablamos de cirugía secundaria, nos referimos a cualquier procedimiento que se realiza sobre una región previamente intervenida. Se trata de pacientes que ya han sido sometidas a cirugía mamaria y que ahora, por cuestiones diversas, necesitan una segunda intervención.

Ello implica que los tejidos ya han sido manipulados y, por tanto, a las distintas consideraciones previas de una cirugía “virgen” añadimos la variable de “procedimiento previo”. La necesidad de una cirugía secundaria implica, como es lógico, que hay algo que “no está bien”. Esto hace que, para bien o para mal, haya una serie de consideraciones extraordinarias. Puede ser que ciertas maniobras ya no se puedan realizar, que ciertos elementos que utilizaríamos para “proteger” la mama hayan sido incapacitados; debemos tener recursos alternativos. En muchos casos contamos con recursos limitados, es por eso que hay que analizar cada caso con mucho detalle.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que estamos ante un paciente que, por un motivo u otro, viene con un cierto grado de descontento y/o desconfianza por una mala experiencia previa; con miedo a que algo se repita o que algo vuelva a no salir bien. En definitiva, es un paciente que viene a la consulta “condicionada”.

El cirujano debe tener una gran capacidad de evaluar el caso, identificar los problemas y establecer soluciones, determinar qué y cómo actuar y concretar qué se puede conseguir; debe ser capaz de establecer un resultado potencial real, con sentido crítico y autocrítico (discutir incluso su propia opinión para analizar errores); al final es una labor intensa.

Son 4 las variables que debemos tener en cuenta.

  • Cirugía compleja por una variable emocional.
  • Cirugía compleja por una variable técnica.
  • Cirugía compleja por unas expectativas de resultado en muchas ocasiones superiores a las reales.
  • Cirugía compleja por la alta carga de responsabilidad ya que desde el momento en que empieza la cirugía secundaria, las acciones del cirujano previo van a difuminarse.

Clasificación de la cirugía mamaria secundaria

1.- Pacientes que han sufrido una complicación por las consideraciones propias de los implantes mamarios.

2.- Pacientes que sufren un deterioro del aspecto de la mama por la simple evolución temporal.

3.- Pacientes que obtienen un mal resultado de la cirugía previa por diferentes causas que responden a errores en la planificación

Errores de Planificación

Aquí debemos diferenciar cinco variables:

  1. la vía de abordaje
  2. el plano de colocación del implante
  3. el tipo de implante
  4. el tamaño del implante
  5. la necesidad de realizar pexia y corrección de la posición de las areolas

Uno de los problemas más comunes son las ptosis secundarias (caídas del pecho como resultado de esa cirugía previa). En este caso, acostumbran a existir tres tipos de errores:

  • Pacientes con una mama débil en las que el cirujano no ha tenido en cuenta ese hecho y ha “sobrecargado” el pecho sin utilizar medidas compensatorias. Un pecho que podría haberse solventado con un aumento bien planificado, acaba necesitando una pexia en T porque no se interpretó bien la problemática que subyacía.
  • Paciente con un pecho ptosico (caído) en las que el cirujano intenta evitar cicatrices. Es un error muy clásico, sabemos que a nadie le gusta tener cicatrices, pero no debemos “sacrificar un resultado en pro de reducir las cicatrices”. Acabaremos haciendo una nueva pexia que, por si fuera poco, posiblemente comportará cicatrices mayores de las que habría necesitado la primera vez.
  • Pacientes a las que se les ha realizado una pexia sin tener en cuenta las factores fundamentales que han llevado a la mama a la situación que presentaba. Se ha pretendido que la piel sea la que soporte todo la estructura. Si no ha podido antes, no va a poder hacerlo después; la cirugía no devuelve elasticidad ni la firmeza a la piel; el pecho vuelve a caer, pero esta vez, con cicatrices. Nuevamente deberemos repetir la pexia para solucionar el problema.

Cuando planificamos una cirugía tomamos decisiones para cada una de esas cuestiones y es muy importante tener claro que cada acción conlleva unas consecuencias. No son ni malas ni buenas; hay que saber cuales son esas consecuencias y utilizarlas a nuestro favor. Todos los elementos que participan de la cirugía están interrelacionados.

La mejor estrategia frente a la cirugía secundaria es la buena planificación previa, el conocimiento de las estructuras y las consecuencias de nuestras acciones; todo tiene un qué, un cómo, un quién y un por qué y todo, absolutamente todo, debe tener también un ¿y sí...?

Ante un caso de cirugía secundaria lo que me preocupa y centra mi atención es el por qué; éste me llevará a elaborar una la estrategia quirúrgica que, antes de poner en marcha pasaré por el tamiz del ¿y sí...?

Una paciente, con unas circunstancias específicas, pregunta si es posible un resultado mejor que el que tiene. Abordaremos el problema e intentaremos darle una respuesta clara, coherente, entendible y, sobre todo, real; sin perder de vista la parte emocional ya que estas pacientes ya vienen con una carga emocional importante.

Resultados
Imágenes antes y después, tras cirugía realizada por el Dr. JM. Triviño.
(Las imágenes pueden contener contenido que podría herir su sensibilidad)

Ver imágenes

VER IMÁGENES PARA OTROS TRATAMIENTOS:



Solicita información

Estaremos encantados de atenderle.
(*) Campos obligatorios

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

Dr. José María Triviño Fernández

+info

Finalidad

Gestión de las peticiones realizadas a través de la web y envío de comunicaciones comerciales

+info

Legitimación

Consentimiento del interesado

+info

Destinatarios

No se cederán datos a terceros salvo obligación legal

+info

Derechos

Acceder, rectificar, cancelar y oponerse, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

+info

Información

Adicional

Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad





Suscríbete a nuestras newsletters para estar a la última en tratamientos y cirugía