Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

La anestesia en cirugía estética

cirugia-estetuca-doctor-trivino.jpg

 

LA ESPECIALIDAD DE ANESTESIOLOGIA EN LA CIRUGÍA ESTÉTICA

La Anestesiología es una de las especialidades más desconocidas y comúnmente presentada por los pacientes como gran fuente de inquietud. La anestesia es motivo de “angustia” para cualquier paciente que se va a someter a una cirugía, más si cabe, cuando el motivo de la intervención es “electivo y no necesario”, como sería el caso de la cirugía plástica y estética en la mayoría de sus casos. 

La anestesia en cirugía plástica es como en cualquier otra cirugía; no por ser algo “estético” tiene más o menos importancia, por lo que debe tener las mismas consideraciones previas que en cualquier otra intervención; así pues, el preoperatorio y manejo del paciente mantiene las mismas exigencias que la anestesia en cualquier otro tipo de especialidad quirúrgica.

Una particularidad de la anestesia en cirugía estética es el hecho de que los pacientes se operan de forma voluntaria, generalmente están sanos o si tienen alguna patología está controlada y el hecho de ser SIEMPRE una cirugía programada. Eso hace que el paciente pueda ser debidamente valorado y que no haya justificación que le impida acudir en las más óptimas condiciones a la intervención. Esa es la razón por la cual Dr. J. M. Triviño ha introducido en su protocolo la optimización en anestesia del paciente previo a la cirugía, en el caso de que lo precise.

 

VALORACIÓN PREANESTÉSICA, PREVIA A UNA CIRUGÍA ESTÉTICA

El primer paso a seguir, cuando queremos someternos a una intervención de cirugía plástica y estética, es realizar el preoperatorio, donde con una anamnesis médica exahustiva se decide las pruebas complemetarias necesarias para cada paciente según las recomendaciones.  Ya no se estila la batería de pruebas iguales para todo el mundo si no las necesarias, según las guías, para cada paciente. Éstas pueden variar desde una única analítica a necesitar complementarse con EKG, RX de tórax u otras más específicas (ecocardiografía, pruebas funcionales respiratorias, interconsulta con otros especialistas, etc ... ) según la patología previa del paciente y el tipo de cirugía a la que se va a someter. 

En función de los resultados de las pruebas preoperatorias podemos estar en condiciones de dar el segundo paso o, si procede, de llevar a cabo ciertas maniobras para mejorarlos. Optimizar al paciente puede requerir ciertos tratamientos temporales o puntuales, cambios nutricionales o de hábitos de vida, pérdida de peso y adecuación del tratamiento de base de cara a la intervención...

 

¿QUÉ TIPOS DE ANESTESIA SE APLICAN EN CIRUGÍA ESTÉTICA ?

A nivel anestésico, las intervenciones de cirugía plástica son, en su mayoría, llevadas a cabo bajo anestesia general o sedación con anestesia local. 

La anestesia locorregional con sedación queda más relegada a pequeños retoques e intervenciones únicas de extremidades inferiores o superiores. 

Todas las alternativas anestésicas son igualmente seguras si son realizadas por un equipo de especialistas, en centros acreditados y cumpliendo siempre los estrictos requisitos de preoperatorio y ayuno, exactamente los mismos para cualquier tipo de anestesia y cualquier tipo de cirugía.

 

¿CUÁNDO Y CÓMO SE UTILIZA LA ANESTESIA GENERAL PARA UNA CIRUGÍA ESTÉTICA?

La anestesia general se aplica en la cirugía mamaria, rinoplastias, abdominoplastias…  puede ser totalmente endovenosa o combinada (se realiza la inducción de forma endovenosa y el mantenimiento de forma inhalada). Ambas son igualmente seguras y pueden ser utilizadas de forma indistinta en la mayoría de los casos. Clásicamente se ha basado en tres pilares: analgesia, hipnosis y relajación muscular. Esta última está siendo cada vez más relegada a bajas dosis en la inducción o incluso desaparecer, con el uso de los dispositivos supraglóticos. 

Hay miles de leyendas sobre la anestesia general que han creado mucha ansiedad y preguntas a las pacientes… ¿y si me despierto durante la intervención? ¿luego vomitaré la anestesia? ¿y si me ponen más de la cuenta y no me despierto? Todas ellas son fáciles de mitigar hoy en día debido a la monitorización continua de la que disponemos durante la anestesia general y a la corta vida media de los  fármacos que se utilizan.

 

¿CUÁNDO Y CÓMO SE UTILIZA LA SEDACIÓN PARA UNA CIRUGÍA ESTÉTICA ?

La sedación junto con anestesia local se aplica en blefaroplastias, otoplastias en adultos, pequeñas liposucciones… endovenosa en casi su totalidad. Su éxito radica en la aplicación de una correcta anestesia local en el momento de una sedación más profunda y una buena explicación previa al paciente de la técnica junto con una ansiolisis farmacológica si es necesario. En la anestesia local con sedación se debe tener claro que se va a mantener la respiración espontánea, por lo que la monitorización no invasiva es también precisa en este caso.

En muchas ocasiones nos encontramos con pacientes que solicitan que les practiquemos una sedación cuando en realidad lo recomendable sería una anestesia general; la mayoría de las veces lo hacen desde la falsa creencia de que la sedación es un procedimiento más seguro y aquella cirugía que se realiza bajo sedación es “menos importante...”!!! No nos engañemos, una sedación que pueda llegar a sustituir a una anestesia general -cosa que sucede en muy pocas ocasiones- es un procedimiento anestésico complejo que debe ser llevado a cabo por un equipo muy especializado. En realidad se trata de una anestesia general en espontánea, sin control de la vía aérea, donde el paciente debe tener vigilancia constante y el equipo una gran capacidad de reacción porque las complicaciones pueden ocurrir y lo hacen de forma muy rápida no siempre detectándose con tiempo suficiente para ir por delante de ellas. 

Ello no quiere decir que la sedación no sea una alternativa; lo es y muy utilizada pero debe realizarse en casos en los que realmente esté indicada y nunca como estrategia conceptual para reducir el grado del complejidad del procedimiento quirúrgico a ojos del paciente.cirugia estetica y anestesia

La sedación es un gran aliado y complemento. Es cierto que existen muchos grados de sedación, desde aquella en que el paciente está despierto y simplemente se le mantiene relajado para que los tiempos del procedimiento no le incomoden, hasta aquella en que el paciente está completamente dormido, como lo estaría en su cama, y ajeno a los estímulos que se le puedan practicar manteniendo siempre la respiración espontánea. Lo que quiero decir es que, en ningún caso, debemos menospreciarla, sino que es fundamental hacer un buen uso de su indicación.

TODO BAJO CONTROL

En tu cirugía debemos tenerlo todo bajo control, el tipo de anestesia, igual que otras cuestiones, se decidirá en base a diversas cuestiones; la cirugía debe ser totalmente personalizada y la anestesia también. Para someterse a una intervención, del tipo que sea, es fundamental elegir bien dónde y con quién se va a realizar; la anestesia es una variable que no debe escapar a esa consideración.  Dr. J. M. Triviño se rodea de un equipo especialista y titulado, bien formado y colabora siempre con centros que pueden ofrecer el mejor servicio para sus pacientes, porque, para él, lo primero eres tú. 



Dra. Marisa Paños

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: