Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

PRUEBAS PRE-OPERATORIAS ANTES DE UNA CIRUGIA DE AUMENTO DE MAMA (13/16)

aumento-de-pecho--pruebas-pre-operatorias.jpg

Nuestra usuaria del foro enfemenino.com plantea una cuestión muy interesante, la de la necesidad de efectuar pruebas preparatorias como sería la placa de tórax, análisis de sangre, electrocardiograma, mamografía o alguna otra. Es interesante, no sólo por la pregunta en sí misma, sino también por ser una de las cuestiones que, más allá de la cirugía, más preocupan a las pacientes.

Por ese motivo hemos decidido dedicar este post especial y, en próximos números, nuestra anestesióloga, la Dra. Paños, abordará ampliamente esta cuestión así como todo lo referente a la anestesia en Cirugía Plástica y Estética.

¿Qué pruebas debe realizarse antes de someterse a una cirugía de aumento de pecho?

Esta es una de las cuestiones que más frecuentemente formulan los pacientes. Para ser francos, esta decisión no nos compete a nosotros como cirujanos sino que viene determinada por el equipo anestésico. Cada equipo de anestesia tiene sus protocolos y en base a ellos se determina la pruebas que cada paciente debe hacerse.

Actualmente los protocolos más sistematizados tanto la Sociedad Americana como la Europea recomienda no realizar a todos los pacientes sistemáticamente radiografías y electrocardiogramas, contrariamente, aboga por atender a las circunstancias concretas de cada caso.

El equipo de anestesia que trabaja con nosotros establece un protocolo que, en ausencia de patología o indicación específica que diga lo contrario, determina las pruebas que deben realizarse según unos rangos de edad; de tal manera que los pacientes menores de 50 años (40 en el caso de los hombres) sólo deben realizarse una analítica preparatoria, hasta los 60 deben añadir un electrocardiograma y por encima de 60 se incluye una radiografía de tórax.

Cada equipo o centro (incluida la Seguridad Social, que hoy por hoy es la más laxa) tiene sus pautas, tanto en rangos de edad como en el periodo de validez que le otorgan a las pruebas realizadas.

Paralelamente existe la cuestión de la visita pre-anestésica, una valoración previa por parte del equipo de anestesia para valorara la situación global del paciente y los condicionantes anestésicos. Esta visita también está sujeta a protocolo y, por descontado, al criterio consensuado del equipo.

¿Es la edad de la paciente que quiere someterse a una cirugía de aumento de pecho, un condicionante al tipo de pruebas a realizar?

aumento de pecho | la edad condicionaSi, hoy en día las pruebas preoperatorias se establecen en base a la edad de los pacientes, hábitos y/o patologías de base.

- Los pacientes por debajo de los 40 años (50 en el caso de las mujeres que están más cardioprotegidas por los estrógenos), a no ser que tengan alguna patología adicional que justifique la necesidad de hacer alguna prueba, únicamente se les va a realizar una analítica completa; en ella se va a pedir el estudio hematológico simple junto a la coagulación, unas pruebas básicas para ver la funcionalidad hepática y renal y los cuatro parámetros, más o menos generales, que todo paciente debe tener en condiciones para poder someterse a una cirugía.

- De 40 a 60 años, si el paciente está sano, además de esa analítica vamos a añadir un electrocardiograma.

- Más allá de los 60 años a esas dos pruebas añadiremos una placa de tórax.

Pero repetimos, ese es uno de los protocolos que existen, lo cual no quiere decir que todos los anestesistas se ciñan a él. Hay muchos anestesistas, a día de hoy que piden las tres pruebas de forma sistemática. Esa es una cuestión en la que los cirujanos no nos debemos meter porque al final la responsabilidad del equipo anestésico es del anestesista y es el que tiene que decidir qué pruebas considera oportunas realizar a cada paciente.

¿Qué ocurre cuando la paciente que quiere someterse a una cirugía de aumento de pecho comunica que padece o ha padecido alguna patología?

Lo que hemos hablado es, repito, la conducta preanestésica frente a pacientes sanos. Caso a parte son los pacientes que tienen algún tipo de patología que requiera, por tanto, estudio complementario. Nos referimos a pacientes que, por ejemplo, presenten patología cardíaca, respiratoria, endocrina, pacientes que se han sometido a una cirugía de obesidad mórbida, pacientes que tengan problemas psiquiátricos o psicológicos diagnosticados... A todos estos pacientes se les pide, además del preoperatorio protocolizado por el equipo de anestesia, informes de conformidad por parte de los especialistas que los lleven, a fin de cotejar que la patología que sufren no les condiciona ningún inconveniente para someterse a una cirugía de aumento de pecho.

aumento de pecho |cpn patologias previas

Éste es un aspecto que va más allá del acto anestésico y, por tanto al anestesiólogo, debe preocupar directamente a los cirujanos; está en el rigor de cada uno el pedir esos informes cuando lo considere conveniente.

Personalmente, cuando las patologías se salen un poquito del estándar, de la diabetes, del hipertiroidismo, del colesterol alto..., acostumbro a pedir un informe de conformidad a todos los especialistas/profesionales que atienden al paciente en dichas patologías.

¿Es preciso realizar una mamografía antes de la cirugía de aumento de pecho?

Otro tema que plantea muchas preguntas es el de hacer o no una mamografía antes de someterse a una cirugía de aumento de pecho. En este tema, volvemos un poco a lo mismo, existe disparidad de criterios pero la gran mayoría de estudios recomiendan no realizar mamografías de forma sistemática.

Por descontado, si la paciente tiene algún condicionante que incremente el riesgo de tener alguna patología mamaria, evidentemente se planteará la necesidad de realizarla. En aquellas pacientes sin riesgo, ni personal ni familiar, no está justificado hacer mamografías. No deja de ser una prueba que irradia la mama y ello sí se ha relacionado con un incremento de la incidencia de patología mamaria; si se puede evitar es preferible no hacerla.

aumento de pechoi | mamografía previa

Dicho esto, siempre existe la consideración individualizada de cada paciente, como les digo a mis pacientes, si lo prefieren, porque se sienten más seguras, más cómodas o porque simplemen

te quieren, se les puede hacer sin problemas un electrocardiograma, una placa de tórax o una mamografía; no existe ningún problema en hacérselas. Digamos que una indicación para realizar una prueba concreta es que el paciente desee o manifieste su voluntad de hacerse una prueba. Lo cual no quiere decir que nos vaya a aportar información adicional, pero si su tranquilidad pasa por hacerse una prueba específica, evidentemente, se efectuará la prueba y pasará a ser valorada por el anestesista.

Tema a parte es la valoración por el anestesista, previa a la cirugía de aumento de pecho. También es un tema condicionado por el protocolo del equipo anestésico, algunos equipos lo sistematizan a todos los pacientes, otros lo condicionan a las circunstancias de cada uno pero, si el paciente lo pide no hay inconveniente en que el anestesista haga una valoración previa a la cirugía.

El bienestar y tranquilidad de las pacientes debe ser una de las prioridades y ello, por descontado, no excluye el proceso anestésico; foco de preocupación para muchas de ellas. No deja de ser el aspecto que más respeto da a todo aquel que entra en un quirófano. Todo debe estar bajo el más absoluto control porque “mejor no es suficiente”.

 

 

Si necesitas aclarar más conceptos en relación a un aumento de pecho o cualquier otra cirugía no dudes en contactarnos

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: