SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19 – SEGUIMOS TRABAJANDO POR Y PARA VOSOTROS

Llevamos más de seis meses peleando contra el SARS-CoV2 y parece que se resiste a dejarnos. La ansiada normalidad no acaba de llegar, entre otras cosas porque, debemos reconocer, como sociedad no hemos hecho las cosas como debíamos.

En los últimos días la situación se ha exacerbado y eso ha obligado a las autoridades a endurecer las medidas restrictivas para tratar de controlar la expansión del virus y rebajar la velocidad de trasmisión a niveles de tolerancia.

Desde el pasado 11 de mayo, fecha en que nos dieron luz, hemos mantenido una actividad de forma ininterrumpida y, afortunadamente, sin que se hayan reportado contagios en el equipo ni entre los pacientes. Eso no quiere decir que debamos relajarnos, más bien todo lo contrario, debemos seguir insistiendo y mantener una extrema prudencia para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal.

Mantenemos una estrategia de control a cuatro niveles:

  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Hemos reforzado, dado el incremento de la demanda, nuestro circuito de visitas telemáticas; podemos atenderte por videoconferencia con mucha más agilidad que antes y sin que tengas que desplazarte ni salir de casa. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.

Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:

  • Por whatsapp: escribiendo al +34 676 04 65 31
  • Por teléfono, llamando al +34 938 55 31 68
  • Enviándonos un correo a info@drtrivino.com
  • Escribiendo en el formulario que encontrarás en la web

La labor de todos y cada uno es fundamental. Sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará, poco a poco seguimos avanzando. No desistas, sigue luchando.

En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.

Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

ALIMENTACIÓN PRE Y POST OPERATORIA

flora-intestinal.jpg

Cuando nos intervenimos es esencial saber qué comer para afrontar de forma óptima el momento y la recuperación posterior.

Es frecuente que l@s pacientes recurran a dietas hipocalóricas aprovechando que se van a intervenir de cirugía estética y quieren aprovechar para ponerse guapas….y eso, es un grave error. De esa forma estamos dejando al cuerpo sin los nutrientes básicos y necesarios para regenerar y maximizar la curación de los tejidos.

Es por eso que es clave una buena y adecuada alimentación. La mejor decisión que puedes tomar es  acudir a un profesional cualificado en la materia para que te guie en este proceso.

Aquí te muestro a grandes rasgos algunas de las recomendaciones básicas durante el proceso:

-        Evitar excitantes como el alcohol, el café y el tabaco (dificultan la circulación sanguínea provocando vasoconstricción y disparando la tensión arterial).

-        Evitar harinas refinadas, azúcares simples y grasas trans (bollería, galletas, pan de trigo…)

-        Tomar hidratos de carbono de fácil asimilación como arroz semiintegral/vaporizado, pasta integral o de cereales sin gluten como el trigo sarraceno, quínoa u otros. Éstos mejoran el tránsito intestinal, esencial porque la inmovilidad de la propia cirugía favorece en muchos casos el estreñimiento y otros problemas de evacuación. Además, ayudan a hacer una buena digestión y contribuyen a mejorar el estado de ánimo y activar la serotonina u “hormona de la felicidad”, la cual puede estar algo inactivada por la falta de ejercicio físico.

-        Tomar también tubérculos, hortalizas, verduras, frutas.  Las frutas y las verduras son ricas en vitamina C que favorece la formación de colágeno necesario para la recuperación y cicatrización.

-        No olvidar una buena fuente proteica durante todo el proceso. Ésta incluye legumbres, pescado azul, marisco, carne roja, pollo,  huevos, frutos secos… todo ello para favorecer una correcta regeneración tisular, cicatrización cutánea y evitar algunas complicaciones.

-        Grasas saludables (de buena calidad) como el aceite de oliva, el aguacate, las nueces y otros frutos secos (ricos en omega 3 y 6).

-        Suplementación de vitaminas y minerales en función de cada caso bajo prescripción médica (vitamina C, E y de algunos oligoelementos). Tomados varias semanas antes de la intervención.

-        Tomar probióticos es favorable para la flora intestinal sobre todo si se toman antibióticos en la postcirugía.

-        Beber abundante agua e infusiones.

-        Respetar el horario en las comidas y del descanso es primordial.

-        Las 24 horas antes de la cirugía hay que eliminar además del alcohol y el tabaco, el café que pueden disparar la tensión y los nervios. Tomaremos alimentos ligeros y de fácil digestión (hervidos o hechos al vapor: crema, puré, pescado blanco…), y no ingeriremos nada desde las 24 horas de la noche anterior. Si necesitamos anestesia general, tendremos que asistir en ayunas.

Todo ello ha de formar parte de una dieta NORMOCALÓRICA, SALUDABLE, EQUILIBRADA Y CONCIENTE. Necesitamos las calorías adecuadas a nuestra situación y momento vital, y en un una intervención quirúrgica se le debe dar especial atención en el gasto extra para cicatrizar. 

Georgina Dolcet - Nutricionista

 

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: