*/

SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19
VOLVEMOS CON VOSOTROS


Han pasado más de 60 días desde aquel 13 de marzo en que se decretó el estado de alarma y se confinó a la población para protegerla de COVID-19, una enfermedad, hasta ahora desconocida, que sin duda marcará un antes y un después en nuestras vidas. Poco a poco vamos progresando, nos vamos acercando a esa ansiada nueva normalidad.


Antes de nada, quería reiterar mi más sincero agradecimiento a todos aquellos que os habéis dejado la piel y, aún hoy, lo seguís haciendo.


Desde el 11 de mayo, las autoridades sanitarias nos dieron luz verde para retomar nuestra actividad y no dudamos en hacerlo; volvemos a rodar. Pero la vuelta a la “normalidad” debe realizarse con cuidado y debe ser prudente para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal. Por ese motivo hemos vuelto, pero tomando todas las precauciones:


  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Estos días de confinamiento nos han permitido detectar ciertas limitaciones en nuestro circuito de visitas on line; se ha mejorado (y lo hará aún más) para dar a nuestro equipo la posibilidad de atenderte, mediante la visita telemática, con mucha más agilidad que antes. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.


Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:



La labor de todos y cada uno es fundamental; sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir a cada uno, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará en breve, poco a poco, seguimos avanzando, pero no desistas, sigue luchando.


En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.


Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

El efecto rebote de las dietas versus dieta saludable

dieta-saludable-y-nutricion.jpg

El efecto rebote en las dietas se suele producir cuando las personas deciden hacer una dieta milagro / dietas hipocalóricas. 

¿Qué son las dietas milagro o dietas hipocalóricas?

Las dieta milagro o dietas hipocalóricas son aquellas a las que recurren las personas que quieren perder mucho peso en poco tiempo, sin tener en cuenta los nutrientes, los hábitos o la actividad física, sin tomar en consideración cuestiones tan relevantes como el hábito de descanso o el modo en que esa persona trabaja a nivel emocional. 

El cuerpo, ante el aporte insuficiente de calorías para su actividad, pone en marcha dos mecanismos: baja su metabolismo para reducir así el consumo de energía e incrementa el almacenamiento energético para acumular reservas. Eso hace que, en términos generales las dietas milagro o hipocalóricas condicionan invariablemente un mismo efecto, a largo plazo ralentizan el metabolismo y conducen a nuestro organismo a acumular más grasa corporal. 

Lógicamente, ante la falta de aporte calórico, el organismo pondrá en marcha sus sistemas para “demandar” más energía; eso hará que el paciente tenga hambre. Esto es lo que hace que, cuando una persona que ha hecho un tipo de dieta hipocalórica vuelve a su dieta habitual, lo hace con mucha más hambre, suele estar más ansiosa y, por consiguiente, come mucho más. Paralelamente, el metabolismo ha bajado y los sistemas de reserva energética están a pleno rendimiento…, nos encontramos con la siguiente ecuación: el paciente ingiere muchas más calorías de las que ahora necesita y su organismo utiliza todo el excedente para acumular reservas, es decir, grasa; estamos ante el famoso “efecto rebote”.

Por ello, es importante adquirir unos buenos hábitos alimenticios acudiendo a un buen nutricionista o dietista que te asesore, no únicamente en el ámbito estrictamente alimentario, también en lo que a la actividad física se refiere. Debemos tener en cuenta que la actividad física unida a la correcta alimentación, hace que se reduzca más rápidamente el peso, la grasa corporal.dieta doctor triviño

¿Qué tipo de actividad física ayuda a la pérdida de peso?

La actividad física ideal es la que combina actividad cardiovascular con ejercicios de tonificación muscular. 

La actividad cardiovascular, entre las que encontramos el andar o correr, contribuye a la pérdida de peso ya que incrementa el consumo energético, el problema es que sólo lo hace  mientras se realiza la actividad.

Contrariamente los ejercicios de tonificación muscular condicionan un incremento de la masa muscular, eso hace que aumente el metabolismo basal (el consumo de calorías que el cuerpo tiene en situación reposo). Eso es mucho más interesante ya que el cuerpo consume más energía de forma constante, ayuda a que la pérdida de peso sea mucho más rápida.

¿Qué otros hábitos son necesarios para una pérdida de peso sostenible?

Además de la dieta adecuada y la actividad física, es muy importante que la persona mantenga unos buenos hábitos de descanso. Aunque no lo creamos, el buen descanso permite que ganar masa muscular y perder peso (por lo mismo que decíamos antes del metabolismo basal) más rápido. Detrás de esa situación existe una explicación hormonal.

Por ejemplo, cuando salimos de fiesta y dormimos poco liberamos poca melatonina y serotonina (hormona de la felicidad); nos levantamos con ganas de dulce, la falta de esas hormonas hace que el cuerpo recurra a otras fuentes de placer como son los alimentos hipercalóricos. En ese momento no buscamos alimentos saludables, el organismo busca alimentos que le aporten “placer”, hipercalóricos.

Por lo tanto, ya tenemos tres hábitos importantes, la alimentación, el ejercicio físico, el descanso. Nos falta el último, y no por ello menos importante, el buen trabajo a nivel emocional, la actitud.

Efectivamente, a veces acudimos a un buen nutricionista para que nos asesore y nos ayude, para que nos haga el seguimiento. En muchísimas ocasiones dejamos de lado la atención psicológica; cuestión que, en todo caso, puede sugerir el mismo dietista.

Una alimentación saludable no debe dejarnos sin comer, debe hacernos comer mejor. Cuando comemos mejor vamos perdiendo peso de forma progresiva conservando los nutrientes necesarios. Debemos aportar los hidratos de carbono (pasta, arroz, patata…), verdura, proteína necesaria para generar masa muscular (huevos, legumbre, carne…) y grasa saludable (frutos secos, aceite de oliva virgen extra, aguacate, pescado azul ….); debemos hacerlo de forma equilibrada, utilizando las fuentes apropiadas y en cantidades necesarias.

Pero. cuando hablamos de vida saludable no buscamos únicamente el factor nutricional, debemos tener en cuenta la actividad física de la persona y no perder de vista su objetivo que bien puede ser de pérdida de peso o de ganancia de masa muscular.

¿Qué ocurre con las dietas milagro?

nutricion doctor triviñoLo que ocurre con las dietas milagro es que se centran únicamente en la pérdida de peso sin tener en cuenta el resto de aspectos. Lo que provocan las dietas milagro es que el metabolismo se ralentiza debido a que lo que comemos no tiene valor calórico y no son platos equilibrados. El cuerpo reduce el metabolismo e incrementa el almacenamiento energético, eso hace que se acumule grasa corporal y el músculo, como no tiene suficiente energía, se atrofia. Por lo tanto, no sólo se gana grasa sino que, además, se pierde masa muscular.

Las personas que realizan dietas milagro, en el fondo, se deseducan a nivel alimenticio, vuelven a recuperar el peso y perpetúan los errores nutricionales, poniendo en riesgo incluso su salud.

¿Cómo debe ser el abordaje de un paciente que quiere perder peso?

Lo fundamental en mi trabajo es enseñar a las personas a comer. Si se le empieza a retirar los alimentos sin explicación, éste no va a entender porque se le eliminan y además pasará hambre.

Por lo tanto, debemos enseñar el paciente, así entenderá por qué hacemos lo que hacemos y comprenderá porque pierde peso comiendo bien y sin pasar hambre. Seguidamente procederemos a retirar, de forma progresiva, los alimentos más calóricos a fin de que su metabolismo se acostumbre.

En definitiva, no se trata de cambiar la pauta ni la dieta, sino de acordar con el paciente las modificaciones que se van a ir introduciendo y mejora así la pauta inicial.

El seguimiento es importante, nos permite ir haciendo cambios poco a poco, permitiendo que el paciente asimile las pautas e interiorice los cambios de forma adecuada y natural; sin darse cuenta va adquiriendo los hábitos alimentarios adecuados. 

Una vez llegado al objetivo del peso no hace falta cambiar esas pautas ya que el paciente ha llegado a su peso ideal y se mantendrá en el ya que ha aprendido cómo comer. Si el proceso se ha hecho debidamente, el paciente habrá interiorizado los hábitos hasta tal punto que, p.e., tendrá integrado el hecho de que, si hace una actividad física, deberá aumentar el aporte de hidratos de carbono o las proteínas post-actividad física.

En definitiva se trata de reeducar nutricionalmente al paciente. 

No existen dietas milagros, no hay ninguna dieta que sea la panacea… simplemente no existen, aunque nos la vendan así. 

Todo por y para vosotr@s, pensando en vosotr@s.

Si necesitas más información ponte en contacto conmigo, estaré encantado de aclararte cualquier duda.

 

Georgina Dolcet

Nutricionista

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: