Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

El fotoenvejecimiento

fotoenvejecimiento-dr-trivino.jpg

¿Qué es el fotoenvejecimiento y qué lo causa? 

El fotoenvejecimiento es el fenómeno de deterioro gradual e irreversible del colágeno, la elastina y otras fibras que dan estructura a la piel, como consecuencia de la exposición prolongada y repetida a la radiación solar. El envejecimiento es un proceso fisiológico relacionado con la edad, pero ciertos factores pueden provocar una aceleración de los efectos derivados de éste sobre distintos órganos.

En el caso de la piel, las radiaciones solares  condicionan un importante efecto de deterioro de la calidad y propiedades de la piel.

El sol es una indiscutible fuente de energía que, entre otros beneficios, ayuda a sintetizar la vitamina D, pero su exposición prolongada y repetida puede causar graves daños sobre nuestra piel.

Este envejecimiento de la piel puede verse acelerado si se produce una exposición excesiva a la radiación solar y será más evidente en las zonas del cuerpo que sufran un mayor índice de exposición a esta radiación solar -especialmente las ultravioleta-. Estas zonas adquieren un aspecto envejecido, muestran arrugas más profundas y manchas. Es importante remarcar que, en los casos más graves, el sol aumenta el riesgo de lesiones cutáneas precancerosas  y cáncer cutáneo.

El fotoenvejecimiento es irreversible, pero su aparición puede retrasarse. No podemos controlar factores genéticos o el color de la piel, pero sí podemos controlar la exposición de nuestra piel al sol.

¿Qué tipo de radiaciones solares son las responsables del fotoenvejecimiento? 

Radiación ultravioleta (UV): es la principal responsable del fotoenvejecimiento. Está compuesta por tres bandas diferentes (A, B y C). La radiación UV que llega hasta nosotros se compone en su mayor parte de rayos UVA, con una pequeña parte de rayos UVB.

 Los rayos UVA penetran en las capas más profundas de la piel, provocando el daño de las fibras de colágeno y elastina principalmente. También puede tener un papel en algunos tipos de cáncer de piel.

En cambio, la radiación UVB tiene mayor energía pero incide en las primeras capas causando quemaduras cutáneas. Es la responsable de la mayor parte de los cánceres de piel.

Radiación visible (VIS). Es la responsable del 40% del daño que produce el sol en la piel. Esta radiación debilita su barrera protectora, produce manchas y fotoenvejecimiento.

Radiación Infrarroja A (IR-A). Es un calor seco que no se siente cuando traspasa la piel, a pesar de que es la que más profundamente lo hace: penetra hasta diez milímetros y es capaz de aumentar su temperatura hasta los 42ºC. También incrementa los daños en el ADN de las células, origen de lesiones precancerosas que pueden derivar en cancer de piel.  

¿Qué factores de riesgo existen?

 Existen una serie de factores de riesgo que conllevan una mayor probabilidad de sufrir las consecuencias del fotoenvejecimiento de la piel:

Personas con fototipos claros (I y II). La piel de estas personas produce menos melanina, que es el pigmento que da color a la piel y filtra las radiaciones solares. En estas personas la protección ante las radiaciones solares es menor.

• Edad avanzada. El fotoenvejecimiento y las lesiones por exposición a radiación solar son acumulativos.

• Raza. Especialmente relacionada con el fototipo.

• Vivir en lugares donde las radiaciones solares son más elevadas. Por ejemplo, en la costa (precaución con el reflejo del agua que multiplica la exposición), lugares con cielos despejados la mayor parte del año o alta montaña.

• Desempeñar trabajos o realizar actividades de ocio al aire libre. Especialmente la exposición en las horas centrales del día.

• Predisposición genética. El grado de envejecimiento de la piel por la exposición al sol puede variar en función de cada persona, según la capacidad de reparación de su ADN.

Síntomas del fotoenvejecimiento

Los principales síntomas del fotoenvejecimeinto pueden observarse con más frecuencia en las zonas del cuerpo más expuestas al sol como el rostro, cuero cabelludo (especialmente ante calvicie  ante o color de pelo muy claro), el cuello, el escote, los antebrazos o el dorso de las manos:

•   Un tacto seco y áspero -xerosis-.

•   Laxitud y falta de elasticidad. 

•   Arrugas gruesas y surcos (líneas profundas).

•   Pigmentación irregular.

•   Pequeños derrames capilares.

•   Elastosis.

•   Lesiones con alteraciones del color de la piel

•  Cloasma o melasma: manchas de color marrón que son un motivo importante de visita en nuestra consulta por parte de las mujeres, ya que está relacionado con los cambios hormonales del género femenino. 

 En el caso del envejecimiento cronológico o biológico, aquel que ocurre de manera natural con la edad y que está determinado por la genética, las características que adquiere nuestra piel son otras: piel fina, flácida, pigmentada de manera uniforme, con arrugas superficiales y lesiones benignas.

¿Cómo tratar el fotoenvejecimiento? ¿Se puede revertir? 

Con el paso del tiempo, la piel no es capaz de autorreparar las lesiones que sufre a causa de las radiaciones solares, por lo que el fotoenvejecimiento puede llegar a ser irreversible.

La mejor arma contra el fotoenvejecimiento y las posibles lesiones derivadas de él, es la prevención: evitar o reducir la exposición a las radiaciones solares y proteger correctamente nuestra piel (fotoprotector alto).

Las lesiones producidas por la radiación solar son acumulativas por lo que es importante que acostumbremos a nuestros hijos, desde pequeños, al empleo de estas medidas de prevención.

 Aunque el fotoenvejecimiento es irreversible, actualmente, existen algunos tratamientos dirigidos a reducir los signos de envejecimiento prematuro en nuestra piel, como el peeling químico, la dermoabrasión o el uso del láser.

En algunos casos, puede recurrirse a sustancias farmacológicas despigmentantes siempre bajo indicación del profesional médico. 

Si el daño es severo, hay diversos tipos de tratamientos de redensificación de la piel con ácido hialurónico o estimuladores de colágeno que podemos realizar en la consulta.

Pero no olvidemos que la medida más eficaz es crear el hábito de la prevención desde pequeños!

Si tenéis más dudas, queréis solicitar una valoración especializada y recibir tratamiento, no dudes en pedir tu consulta gratuita con la Dra. Archidona.  

Recuerda, “Tú, nuestra razón de ser”.

 

0 comentarios


Escribe un comentario




Compartir este artículo:

INFORMACIÓN SOBRE COVID-19
Leer Cerrar x

SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19 – SEGUIMOS TRABAJANDO POR Y PARA VOSOTROS

Llevamos más de 10 meses peleando contra el SARS-CoV2. La tan ansiada normalidad no acaba de llegar, entre otras cosas porque, debemos reconocer, como sociedad no hemos hecho las cosas como debíamos.

En TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, desde que el pasado 11 de mayo se levantara el confinamiento, hemos podido mantener una actividad relativamente normalizada e ininterrumpida. Afortunadamente no se han reportado contagios en el equipo ni entre los pacientes. No debamos relajarnos, debemos seguir insistiendo, mantener una extrema prudencia para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal es fundamental.

Pensando en ti, hemos establecido un protocolo basado en un control a cuatro niveles:

  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Hemos reforzado el circuito de visitas telemáticas; podemos atenderte por visita telemática, con mucha más agilidad que antes y sin que tengas que desplazarte ni salir de casa. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.

Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:

  • Por WhatsApp: escribiendo al +34 676 04 65 31
  • Por teléfono, llamando al +34 938 55 31 68
  • Enviándonos un correo a info@drtrivino.com
  • Escribiendo en el formulario que encontrarás en la web

La labor de todos y cada uno es fundamental. Sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará, poco a poco seguimos avanzando. No desistas, sigue luchando.

En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.

Dr. José María Triviño

firma