SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19 – SEGUIMOS TRABAJANDO POR Y PARA VOSOTROS

Llevamos más de seis meses peleando contra el SARS-CoV2 y parece que se resiste a dejarnos. La ansiada normalidad no acaba de llegar, entre otras cosas porque, debemos reconocer, como sociedad no hemos hecho las cosas como debíamos.

En los últimos días la situación se ha exacerbado y eso ha obligado a las autoridades a endurecer las medidas restrictivas para tratar de controlar la expansión del virus y rebajar la velocidad de trasmisión a niveles de tolerancia.

Desde el pasado 11 de mayo, fecha en que nos dieron luz, hemos mantenido una actividad de forma ininterrumpida y, afortunadamente, sin que se hayan reportado contagios en el equipo ni entre los pacientes. Eso no quiere decir que debamos relajarnos, más bien todo lo contrario, debemos seguir insistiendo y mantener una extrema prudencia para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal.

Mantenemos una estrategia de control a cuatro niveles:

  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Hemos reforzado, dado el incremento de la demanda, nuestro circuito de visitas telemáticas; podemos atenderte por videoconferencia con mucha más agilidad que antes y sin que tengas que desplazarte ni salir de casa. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.

Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:

  • Por whatsapp: escribiendo al +34 676 04 65 31
  • Por teléfono, llamando al +34 938 55 31 68
  • Enviándonos un correo a info@drtrivino.com
  • Escribiendo en el formulario que encontrarás en la web

La labor de todos y cada uno es fundamental. Sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará, poco a poco seguimos avanzando. No desistas, sigue luchando.

En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.

Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

EL CORAZÓN. MÁS QUE UN MÚSCULO

cuida-el-corazon.jpg

¿DISFRUTAS DE UN CORAZÓN COHERENTE?

 

EL CORAZÓN  

El corazón no es más que un músculo… diferente, es cierto, pero un músculo al fin y al cabo. Éste emplea su propia lógica y sus latidos no son un mero mecanismo vital, sino un lenguaje inteligente. A través de este lenguaje, nos dice como estamos en cada momento, como nos encontramos emocionalmente, pero también a nivel físico.

FUNCIONAMIENTO DEL CORAZÓN

En la década de 1970 un grupo de fisiólogos descubrieron que el corazón posee su propio sistema nervioso independiente, al que ellos denominaron “el cerebro del corazón”. El corazón utiliza alrededor de cuarenta mil neuronas para comunicarse con los centros cerebrales relacionados con la conciencia, entre estos se incluyen la amígdala, el tálamo y la corteza cerebral. Cuando estas conexiones fueron descubiertas se dio por supuesto que esas neuronas simplemente procesaban las señales enviadas desde el cerebro, más tarde se descubrió que no era del todo así. Estudios posteriores demostraron que no, que el corazón no obedece automáticamente a las órdenes enviadas desde el cerebro, sino que interpreta las señales neurales y, basándose en el estado emocional del individuo, genera una respuesta. 

Estos estudios confirman que el corazón está mucho más relacionado con las percepciones y las reacciones conductuales de lo que la ciencia occidental habría podido imaginar jamás.  

COHERENCIA CARDÍACA

Hablamos de una buena coherencia cardíaca cuando el corazón presenta una actividad equilibrada, relajada y rítmica; un latido regular, ordenado y predecible. Se consigue cuando se reduce la actividad del sistema nervioso simpático (estado de alerta y acción) y se incrementa la actividad del sistema parasimpático (estado de relajación). En ese momento, establecemos una correcta coherencia cardiaca, implica que se ha establecido un buen equilibrio del sistema nervioso. 

Conseguir ese estado de relajación y coherencia cardíaca disminuye la producción de cortisol, hormona del estrés tan segregada en nuestro día a día por el ritmo de vida que muchos de nosotros llevamos, reduce el estrés y la fatiga, mejora la capacidad de atención, facilita la “autorregulación emocional”....

EJERCICIO PARA LOGRAR COHERENCIA CARDÍACA

Es por ello que te invito a realizar un ejercicio diario para tratar de normalizar esa coherencia cardiaca. Debes dedicar un ratito cada día y practicar unos sencillos ejercicios de relajación. ¿Cuál? Concentrarte durante 5 minutos en tu respiración, inspirando y espirando de forma profunda por la nariz; poco a poco conseguirás llegar a un estado de “calma”, relajación y equilibrio mental que te permitirá afrontar tu día a día con mayor capacidad de gestión, atención y templanza. Un corazón “coherente” nos aporta una mente despierta y relajada.

Lo más importante, conseguirás adoptar un estilo de vida equilibrado y saludable en relación a tu alimentación, actividad física, descanso y gestión emocional. 

Pruebalo…, y me cuentas.

¿Y tú, ya vives de forma consciente? 

Nos preocupamos por tu belleza y bienestar, no olvides que los hábitos de vida saludable te embellecen desde dentro. Aquí seguimos, pensando en ti; por y para ti.

 

 Georgina Dolcet.

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: