Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

LA FINANCIACIÓN TE ACERCA LA CIRUGÍA ESTÉTICA

financiacion.jpg

 

La experiencia, la calidad, la seguridad…tiene un precio pero está a tu alcance.

 Tradicionalmente se ha considerado que la cirugía, especialmente la cirugía estética, era algo propio de ricos y pudientes; sólo al alcance de aquellas personas que se lo podían permitir y de quienes pudieran desembolsar mucho dinero. De un tiempo a esta parte, afortunadamente, esa idea ha cambiado y la voluntad de muchos de nosotros es hacer accesible la cirugía a todo aquel que pudiera desearla.

Hay muchas formas de hacerlo, empezando por bajar los precios, abaratar los costes y ajustar al máximo los presupuestos, pero eso tiene un problema…, no es muy difícil de entender. Nadie baja los precios de nada a costa de nada; por norma general, a partir de un determinado límite, la bajada de costes se asocia a una reducción de la calidad de los servicios, productos o profesionales.

 Por lo tanto, el primer paso es buscar el precio más bajo que podemos ofertar manteniendo los ratios de calidad, seguridad, confort y garantía al máximo. Pero, nos guste o no, todo tiene un precio; la clínica, las prótesis, las suturas, el material, la formación del personal, la calidad de los espacios de trabajo…; todo eso tiene un coste y sí, podemos rebajarlo pero, ¿hasta dónde…? ¿cuál es el precio mínimo que estarías dispuesto/a a pagar por una buena anestesia, por una enfermera especializada, por un implante de calidad, por un espacio quirúrgico limpio y seguro…? ¿Hasta qué nivel piensas que se pueden bajar los precios de esos servicios? Te aseguro que menos de lo que puedas creer y, por descontado, mucho menos de lo que yo estoy dispuesto a pedir por tu seguridad. Ofrecer las mayores garantías, los mejores servicios y el máximo nivel de tranquilidad tiene un alto precio, con el que no estoy dispuesto a jugar.

Hemos, por lo tanto, ajustado al máximo los costes pero aún así siguen siendo altos para la mayoría de la población que solicita nuestros servicios. Decidí hacer que aquello que parecía inalcanzable para muchos debía ser accesible para todos y cada uno de mis pacientes, tenía que serlo también para ti.

 

¿Por qué la cirugía estética de calidad no puede ser para ti?

Por desgracia, no es la primera vez que un/a paciente viene a verme, con malos resultados, y me comenta que tuvo que recurrir a ciertos especialistas o centros por considerar que los precios que otros cirujanos íbamos a ofertarle estaban por encima de sus posibilidades.

No quiero decir, entendedme bien, que los especialistas o centros baratos sean sinónimo de malos resultados. Cualquier cirujano puede tener un resultado por debajo de las expectativas de su paciente y de las suyas propias; eso es una realidad (el que diga que nunca ha tenido una complicación o un mal resultado, o miente o no ha operado lo suficiente). Lo que sí es cierto es que la experiencia del cirujano y su equipo, como en cualquier ámbito social en el que pensemos, minimiza el riesgo de estos.

Lo que quiero decir no está relacionado con el resultado (bueno o malo), sino con el planteamiento que algunos/as pacientes hacen; con la idea de que ciertos cirujanos, por tener más experiencia, nombre, referencias o supuesta calidad, no están a su alcance. Que no se podrán permitir este o aquel especialista al que les gustaría acceder y, por eso, optan por alternativas más económicas.

Te lo digo rotundamente: “La cirugía de calidad, la experiencia y el buen hacer, sí están a tu alcance”. ¿Quién te ha dicho lo contrario? Ven y te lo demostraré.

Hemos ajustado al máximo los precios pero no podemos bajarlos más. Tengo claro que no puedo reducir los costes de la cirugía por debajo de unos límites, eso pondría en cuestión los mínimos que considero aceptables y sí, lo reconozco, mis exigencias son altas. Lo son porque es tu tranquilidad la que pones en nuestras manos, es tu salud la que cuenta, es tu deseo el que justifica que vengas a verme, lo son porque no quiero ofrecerte nada por debajo de lo que pediría para mí.

Lo que sí puedo hacer es facilitar el acceso a esos servicios, permitirte que puedas pagar esas exigencias mínimas; puedo ayudarte a financiar tu cirugía y puedo ofrecerte tantas facilidades de financiación como puedas imaginar.

Digamos que hay dos formas de facilitarte la vida: bajar los precios o facilitar el pago; nosotros hemos optado por aunar las dos. Hemos refinado los precios y te ofrecemos las mejores opciones para afrontar el pago de forma fácil y cómoda.

Sí, la financiación es nuestra forma de permitirte acceder a la cirugía estética de calidad y por eso nos esforzamos en ofrecerte las mejores posibilidades de financiación que puedes encontrar. 

 

¿FINANCIACIÓN? ¿Por qué debería financiar una interveción de cirugía estética?

Efectivamente, financiación en cirugía estética!!! 

Pero no se trata de que debas financiar si o si, es una forma más de acceder a tu cirugía, una forma que te permite afrontar el pago de forma simple, fácil y cómoda. 

Por descontado que no es la única, puedes escoger la que prefieras o la que mejor se adapte a ti.

La financiación te permite afrontar el pago de tu cirugía de forma sencilla, hacerlo mediante el pago de cómodas cuotas que te permitan continuar con tu ritmo de vida habitual sin que el desembolso de la intervención lastre tu día a día. 

Hoy, gracias a mediadores especializados, la financiación debe permitir y permite que la medicina esté al alcance de todo aquel/la que desee acceder a los mejores recursos; ¿por qué la cirugía plástica y estética debe estar fuera de ese planteamiento? La respuesta es clara, no debe.

Ofrecemos todas las opciones, incluida la posibilidad de financiar hasta 36 meses sin intereses o hasta 5 años, asumiendo sólo el pago de una ínfima parte de los mismos. 

No queremos que la cirugía de calidad esté fuera de tu escenario, queremos que todas las opciones puedan ser valoradas desde el principio. Ni por un momento quiero que pienses que no eres digno/a de un buen cirujano, eres tan digno/a como el que más.

Ven a vernos y te demostraremos que es más fácil de lo que crees. Porque lo único que debe llegar a ser complicado es nuestro trabajo, por eso la experiencia cuenta, por eso el trabajo cuenta, por eso el precio debe contar sólo lo justo.

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: