Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

6º COMUNICADO COVID-19

6-comunicado.jpg

Hola de nuevo,

Nuevamente me pongo en contacto con vosotros, tras las recientes noticias recibidas respecto al avance de nuestro aún poco conocido SARS-CoV2.

Aunque durante los últimos meses hemos mantenido un pulso igualitario y cierto control del número de contagios, en las últimas semanas la situación parece haberse descontrolado más de lo recomendable y, según apuntan las previsiones, se avecina un recrudecimiento de la situación. Es deseable que la expansión poblacional del virus se produzca, no hay otra forma de generar la ya famosa “inmunidad de rebaño” (inmunidad poblacional), pero la velocidad de transmisión debe ralentizarse lo suficiente como para no saturar al sistema sanitario, al final, nuestra línea de defensa frente a la expansión “indiscriminada” de la enfermedad.

Esta situación es la que ha generado que, desde las instituciones gubernamentales, se hayan tomado una serie de medidas restrictivas, para tratar de ralentizar la diseminación de la infección y mantenerla en ratios de control. Medidas lógicas y que debemos entender no como una traba, sino como una vía para gestionar la situación y tratar de rabajar el ritmo de transmisión a cifras tolerables.  

Las últimas noticias han trasladado una sensación de alarma, pero, afortunadamente, estamos en situación de atajarla si mantenemos la guardia y no nos dejamos llevar. No se trata de asustarse ni agobiarse por las medidas; nos va mucho en ello, es cierto, pero lo importante respetar las normas, mantener la coherencia y actuar con el máximo cuidado.

Las medidas adoptadas hasta ahora no afectan, ni se prevé que lo hagan en un futuro, a nuestra actividad médica.

En cualquier caso, como siempre hemos hecho, mantenemos las más estrictas medidas para minimizar el riesgo y proteger a pacientes y equipo. 

La actividad presencial en consulta se mantiene sujeta a unas rigurosas medidas de higiene y protección que afectan a la propia consulta, al personal y a los pacientes que acudena vernos.

-      La consulta se somete diariamente a un protocolo de desinfección que va más allá las habituales medidas de limpieza. Cada día se realiza un tratamiento con ozono; gas que se ha demostrado como el mejor tratamiento de desinfección ambiental frente a virus, bacterias y hongos.

-      El personal de la consulta ha sido sometido a las pruebas de despistaje (PCR y/o serologías) que se repiten si existen sospechas de contacto.

-      El personal de la consulta mantiene las medidas de protección necesarias para el normal desarrollo de la actividad (mascarillas, higiene y desinfección periódica de manos y pantalla de protección si es necesario)

-      Todos los pacientes deben llevar mascarilla en todo momento, si no la tienen se les suministra una a su llegada, y se les invita a la desinfección de manos con gel hidroalcohólico.

-      Se mantiene el incremento del espacio temporal entre pacientes para reducir al máximo la coincidencia en las áreas comunes, aunque la sala de espera permite mantener la distancia de seguridad de forma holgada.

-      Se ha ampliado la agenda disponible para poder dar servicio a todos los pacientes que lo precisen a pesar de existir un mayor distanciamiento horario entre ellos.

-      La consulta telemática sigue funcionando, de hecho, recientemente hemos implementado mejoras en el sistema para hacerlo más ágil y sencillo.

Desde el pasado 11 de mayo estamos manteniendo una actividad quirúrgica completamente normalizada, sujeta a las indicaciones establecidas por las autoridades sanitarias y los protocolos que, junto con la Clínica Mi Tres Torres, se han establecido para proteger a los pacientes y al personal:

-      Se realizarán pruebas de despistaje a todos los pacientes 48-72h antes de la cirugía. Concretamente, serán sometidos a una prueba PCR y una Rx torácica.

-      Tras la realización de las pruebas, se pedirá a los pacientes que maximicen las medidas de protección y aislamiento, reduciendo el riesgo de posible contagio.

-      En caso de confirmarse el resultado negativo (paciente no contagiado) se podrá continuar con el procedimiento previsto; si la prueba diera positivo, se deberá retrasar la cirugía hasta que ésta se negativice sin que ello suponga perjuicio alguno para los pacientes.

-      El día de la cirugía, se proveerá a los pacientes de mascarillas a la entrada de la Clínica y se mantendrán las medidas de higiene establecidas.

-      Desde mañana, la Clínica ha restringido nuevamente la presencia de acompañantes. No se permite, salvo en circunstancias especiales, que los pacientes estén acompañados durante el ingreso. En caso de necesidad, se permitirá la presencia de una única persona, a la que se le realizará un test rápido a su llegada a la Clínica, y que no deberá abandonar la habitación durante la estancia. 

-      Los protocolos postoperatorios no resultarán afectados, simplemente se tomarán las medidas apropiadas.

Todo el equipo sigue trabajando por y para vosotros; ese es y seguirá siendo nuestro objetivo. 

Sé que el final está un poco más cerca, pero no debemos relajarnos. Lejos de eso, es el momento de redoblar esfuerzos y no bajar la guardia, debemos mantenernos alerta, ser coherentes con la actividad que realizamos y respetar las normas, individuales y colectivas, porque, másallá de la salud individual, que también, está la salud y bienestar de toda la sociedad.

Situaciones como la actual deben hacernos darnos cuenta de que no hay camino fácil, siempre hay algún traspiés, hay que asumirlo y seguir caminando. Por eso es tan importante el trabajo en equipo.

Te mando un fuerte abrazo con el deseo de dártelo muy pronto en persona sin restricciones.

¡¡¡Sigue luchando!!!

 

Dr. José Mª TriviñoFernández

Barcelona, 16 de octubre de 2020

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: