SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19
VOLVEMOS CON VOSOTROS


Han pasado más de 60 días desde aquel 13 de marzo en que se decretó el estado de alarma y se confinó a la población para protegerla de COVID-19, una enfermedad, hasta ahora desconocida, que sin duda marcará un antes y un después en nuestras vidas. Poco a poco vamos progresando, nos vamos acercando a esa ansiada nueva normalidad.


Antes de nada, quería reiterar mi más sincero agradecimiento a todos aquellos que os habéis dejado la piel y, aún hoy, lo seguís haciendo.


Desde el 11 de mayo, las autoridades sanitarias nos dieron luz verde para retomar nuestra actividad y no dudamos en hacerlo; volvemos a rodar. Pero la vuelta a la “normalidad” debe realizarse con cuidado y debe ser prudente para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal. Por ese motivo hemos vuelto, pero tomando todas las precauciones:


  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Estos días de confinamiento nos han permitido detectar ciertas limitaciones en nuestro circuito de visitas on line; se ha mejorado (y lo hará aún más) para dar a nuestro equipo la posibilidad de atenderte, mediante la visita telemática, con mucha más agilidad que antes. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.


Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:



La labor de todos y cada uno es fundamental; sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir a cada uno, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará en breve, poco a poco, seguimos avanzando, pero no desistas, sigue luchando.


En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.


Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

FEMINIZACIÓN TORÁCICA | 1 de 2

feminizacion-toracica.jpg

Hace unos días hablábamos del proceso de masculinización torácica, hoy hablaremos del proceso contrario, la feminización torácica.

Como digo, vamos a realizar el camino a la inversa, a través de la feminización torácica vamos a transformar un tórax de aspecto masculino en un tórax femenino, acorde con el sexo real de la paciente.

En el post anterior sobre masculinización torácica, analizamos conceptualmente las diferencias entre un tórax masculino y un tórax femenino. En términos generales podemos indicar que el tórax femenino es más triangular, más fino, en el que, como elemento más destacable, encontramos la glándula mamaria, más o menos desarrollada, y unas areolas con una posición y tamaño distinto tórax al masculino. 

En el tórax masculino las areolas se encuentra en una posición  más externa y son de menor tamaño; la definición de los relieves musculares del pecho son más notorios y, por descontado, existen diferencias en la estructura global de la caja torácica, que es mucho más musculosa, más cuadrada y más amplia.

FEMINIZACIÓN TORÁCICA. ASPECTOS GENERALES

Cuando hablamos de feminización torácica es importante entender que, como siempre, será preciso analizar cada paciente; cada uno es único y debe ser analizado desde la individualidad. Si bien es cierto que en la feminización torácica realizaremos, básicamente un aumento de mamas, no debemos caer en la tentación de pensar que es un “aumento mamario, sin más”.

No existe un “único” aumento de mama ya que, como siempre digo, hay tantos aumentos de mama como pacientes. Cuando hablamos de un proceso de feminización torácica, tampoco es un aumento de mama al uso; es un aumento mamario que tiene que ser practicado en un tórax con unas características específicas y que, de alguna manera, se distancian del tórax base femenino.

Debemos analizar las características específicas de la paciente que tenemos delante y, más allá de las características específicas de su anatomía primitiva (más musculado, menos, más amplia etc…), hay que analizar su historia y tratamiento. Hay un elemento que va a tener una relevancia especial: el tratamiento hormonal que esté realizando.

 

TRATAMIENTO HORMONAL EN LA FEMINIZACIÓN TORÁCICA

Es muy importante, desde luego yo recomiendo, que una paciente que se vaya a someter a un proceso de feminización torácica, lleve cierto tiempo con el tratamiento hormonal (mínimo un año). Es evidente que el tratamiento hormonal condicionará el desarrollo más o menos relevante de la glándula mamaria (la toma de estrógenos y progestágenos acompañados de antiandrógenos), pero necesita cierto tiempo para hacerlo, por eso es recomendable dejar pasar un tiempo prudencial que permita a las hormonas estimular de forma completa ese desarrollo. 

También es muy relevante el tiempo transcurrido desde la fase puberal hasta el inicio del tratamiento; esto es relevante porque determinará el mayor o menor desarrollo de caracteres sexuales masculinos a nivel torácico..

De la misma forma que, cuando hablábamos de la masculinización torácica, decíamos que si el paciente había iniciado el tratamiento hormonal de forma muy tardía nos encontrábamos que la mama y el tórax presentarían un aspecto más femenino; en la feminización torácica pasa lo contrario. Si la paciente ha iniciado el tratamiento hormonal de forma muy precoz tendremos un tórax que no se habrá desarrollado prácticamente en sentido masculino, tendrá un aspecto prepúber. De esta manera, si estamos ante una paciente que inició el tratamiento en la fase puberal, posiblemente no haya generado cambios masculinizantes en su tórax; si la paciente inició el tratamiento en un fase más tardía el tórax se habrá masculinizado de forma tanto más evidente cuanto más tardío haya sido el inicio del tratamiento. En definitiva, cuanto más próximo a la fase puberal la paciente haya iniciado el tratamiento, más semejanzas tendrá su tórax con el tórax anatómico femenino ideal.

Por lo tanto, es necesaria esa primera valoración y partiendo de la base de que el tórax masculino y femenino tienen unas diferencias notorias, cuanto más pronto la paciente haya iniciado su tratamiento hormonal ello nos facilitará el trabajo. Cuanto más tarde la paciente haya iniciado su tratamiento hormonal más masculino será ese tórax y por lo tanto nuestro trabajo de análisis tendrá que ser más profundo.

 

¿CUÁNTO TIEMPO ES RECOMENDABLE SEGUIR TRATAMIENTO HORMONAL PREVIO A LA CIRUGÍA DE FEMINIZACIÓN TORÁCICA?

Lo indicado es que lleve más de un año con tratamiento hormonal, como mínimo de 6 a 8 meses. En ese tiempo, la glándula habrá recibido el estímulo hormonal durante un período suficiente para crecer hasta donde, según cada paciente, pueda hacerlo.

También es importante haber recibido un tratamiento hormonal durante un período largo de tiempo porque, gracias también al mismo estímulo hormonal, los tejidos van a tener más capacidad para acomodarse cuando se coloque el implante.

 

VARIABLES EN LA FEMINIZACIÓN TORÁCICA

Ante cualquier cirugía es esencial la evaluación individualizada de cada caso; la cirugía de feminización torácica no es una excepción. Debemos analizar con detalle diversos aspectos, como son:

  1. Anchura del tórax; mayor que la población femenina media.

  1. La estatura media de la paciente, lógicamente va a estar por encima de la estatura media de la población femenina.

  1. El volumen mamario propio. El tratamiento hormonal habrá condicionado un desarrollo glandular concreto. En términos generales será pequeño, más en el contexto global de proporciones.

Al final, vamos a plantear un aumento mamario sobre un tórax de características un poquito especiales, por lo que tenemos que tenerlo en cuenta.

Personalmente, el análisis del tórax, de la mama y las características generales me llevan, en el el 99% de los casos, a recomendar el aumento mamario vía axilar.

Evidentemente, con implantes redondos, generalmente de perfil moderado y, como es lógico pensar, con volúmenes superiores a los que podemos estar manejando en cirugía de aumento mamario en pacientes biológicas.

En el próximo post seguiemos ahondando más en la feminización torácica.

Todo por y para vosotr@s.

Si necesitas más información sobre la cirugía de feminización torácica, ponte en contacto conmigo, estaré encantado de aclararte cualquier duda.

 

Doctor José Mª Triviño.



0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: