Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

Estrías, ¿qué son y cómo podemos tratarlas?

como-tratar-las-estrias.jpg

 

Las estrías son atrofias cutáneas en forma de líneas sinuosas de color blanquecino o amoratadas que, localizadas en el tejido conjuntivo, se observan por transparencia a través de la epidermis.

Se localizan preferentemente en la pared del vientre y mamas. En realidad, son un estado patológico del tejido conjuntivo de la dermis, caracterizado por una fibrosis excesiva, localizada y en forma de cordones, como respuesta a la rotura y mala calidad de las fibras anteriormente existentes. Podemos decir que son cicatrices de este tejido.

Si las estrías, cuando se forman, son de color violeta o púrpura, nos indican que la dermis aún tiene riego sanguíneo; si son rosadas, también lo tienen; cuando ya no hay riego sanguíneo son de color nacarado (blanquecinas).

Alrededor el 70 % de las embarazadas, tienen estrías.

 Tipos de estrías

Hay dos tipos de estrías:

•Estrías por distensión, llamadas trio, que se observan en mujeres embarazadas, en obesos que han perdido peso drásticamente y en patologías como el síndrome nefrítico o la ascitis.

•Estrías purpúreas o purpúreas, de color violeta o rojo oscuro, que son el signo característico del Síndrome de Cushing, por la producción excesiva de cortisol (hipercortisolismo); pueden ser creadas también por el consumo prolongado de corticoides farmacéuticos.

Causas de las estrías :

estrias por embarazoDesde un punto de vista fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo, la pubertad o el crecimiento rápido, también por el aumento repentino de peso o musculación. Cuando hay una ruptura de las fibras de colágeno y elastina, la piel se debilita, se vuelve susceptible a la cicatrización crónica y, al igual que una vieja banda elástica, tiende a perder su elasticidad. Muchos dermatólogos creen que las hormonas también pueden jugar un papel, afectando la capacidad de la piel para hacer frente al repentino y prolongado estiramiento.

¿Cómo podemos tratar las estrías?

Hoy en día disponemos de una alternativa que, si bien no pretende resolver el problema y corregir las estrías, sí nos permite hacerlas menos visibles. Hablamos de la micropigmentación también conocido como Cloaking. Se trata de camuflar las estrías con biopigmentos compatibles con el organismo. La dermopigmentación es una técnica cosmética que, en tan solo dos sesiones, mediante unas micro-agujas, nos permite introducir pigmentos minerales en un nivel superficial de la piel de afecta; con ello conseguimos camuflar las estrías, mediante la corrección visual y estética de las mismas.

¿Qué lesiones son tributarias y cómo se realiza el tratamiento de estrías?

Se podrán pigmentar las cicatrices y estrías:

- Que sean estables y lleven más de 6 meses.
- Que no presenten grandes hundimientos.
- Que no sean queloideas.

pueden eliminarse las estriasLa cicatriz se pigmentará en dos sesiones: en la primera sesión se buscará el color más apropiado para el caso concreto; en una segunda sesión, al mes, se retocará la tonalidad en base a la evolución del color sobre la propia cicatriz o estría. En el caso que no haya quedado del mismo tono, se incrementará o disminuirá el tono nuevamente hasta lograr el tono deseado.

 

Cuidado de las estrías tras su tratamiento

Hay una serie de cuidados tras la pigmentación de una cicatriz o una estría:

- Aplicar pomada antibiótica durante los 5 días siguientes para evitar las infecciones y atenuar la posible inflamación .
- Lavar la zona con una solución salina los primeros días y evitar en ese periodo el agua y jabón.
- Evitar el cloro de las piscinas o jacuzzi porque puede interaccionar con el pigmento.
- No exponer la zona pigmentada al sol y utilizar protección solar.

Durante las primeras semanas veremos una serie de cambios en la coloración que atienden a cambios derivados de la interacción entre el pigmento y los tejidos. El pigmento pasa por tres fases:

- Durante los primeros siete días, aproximadamente, esta más intenso y oscuro, coincide con la formación de microcostras.
- Entre los 7 y 15 días experimentaremos una bajada de color, coincide con la caída de las microcostras.
- Finalmente, una estabilización del color que se vera al cabo de tres semanas tras la pigmentación. Por eso, los retoques habrá que realizarlos a partir de las tres ó cuatro semanas posteriores a la pigmentación.

 Hoy   Hoy en día, la micropigmentación o cloaking se postulan como una grandísma alternativa para el “tratamiento” de esas temibles y tan odiadas estrías. No existe un tratamiento correctivo para éstas por lo que, por ahora, el maquillaje y camuflaje parece ser la alternativa más realista.

 

 

0 comentarios


Escribe un comentario



Compartir este artículo: