SITUACIÓN EXCEPCIONAL COVID-19 – SEGUIMOS TRABAJANDO POR Y PARA VOSOTROS

Llevamos más de seis meses peleando contra el SARS-CoV2 y parece que se resiste a dejarnos. La ansiada normalidad no acaba de llegar, entre otras cosas porque, debemos reconocer, como sociedad no hemos hecho las cosas como debíamos.

En los últimos días la situación se ha exacerbado y eso ha obligado a las autoridades a endurecer las medidas restrictivas para tratar de controlar la expansión del virus y rebajar la velocidad de trasmisión a niveles de tolerancia.

Desde el pasado 11 de mayo, fecha en que nos dieron luz, hemos mantenido una actividad de forma ininterrumpida y, afortunadamente, sin que se hayan reportado contagios en el equipo ni entre los pacientes. Eso no quiere decir que debamos relajarnos, más bien todo lo contrario, debemos seguir insistiendo y mantener una extrema prudencia para garantizar la seguridad de nuestros pacientes y la de todo el personal.

Mantenemos una estrategia de control a cuatro niveles:

  • Control del riesgo sobre el espacio físico: limpieza y desinfección intensificada de la consulta.
  • Control del riesgo sobre el personal: todo nuestro personal ha sido testado y cumple con las más estrictas medidas de protección para garantizar su seguridad y la tuya.
  • Control del riesgo sobre los pacientes: tomaremos las medidas de protección necesarias para garantizar tu seguridad.
  • Por descontado, hemos adaptado nuestros protocolos prequirúrgicos para dar riguroso cumplimiento a las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias.

Hemos reforzado, dado el incremento de la demanda, nuestro circuito de visitas telemáticas; podemos atenderte por videoconferencia con mucha más agilidad que antes y sin que tengas que desplazarte ni salir de casa. La telemedicina ha venido a quedarse y TRIVIÑO, Cirugía Plástica y Estética, no se queda atrás.

Seguimos, por tanto, a tu disposición, desde casa o en la consulta (con todas las garantías); tú decides, sólo tienes que contactar con nosotros por los medios habituales:

  • Por whatsapp: escribiendo al +34 676 04 65 31
  • Por teléfono, llamando al +34 938 55 31 68
  • Enviándonos un correo a info@drtrivino.com
  • Escribiendo en el formulario que encontrarás en la web

La labor de todos y cada uno es fundamental. Sea cual sea la responsabilidad que nos ha tocado asumir, debemos seguir peleando, cada día es un día más. Estamos seguros de que este periodo excepcional finalizará, poco a poco seguimos avanzando. No desistas, sigue luchando.

En nuestro deseo de dártelo pronto en persona, desde aquí, te mandamos un fuerte y virtual abrazo.

Dr. José María Triviño

firma
Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de permitir su navegación y realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para más información, puede acceder a nuestra política de cookies.

LA TOXINA BOTULÍNICA| ABORDAJE EN ÁREAS ESPECÍFICAS : GLABELA

toxina-botulinica-abordaje-en-glabela.jpg

 

Es fundamental conocer la anatomía del área a tratar entendiendo que su dinámica depende de la interacción de un entramado de músculos interrelacionados.

 ANATOMÍA DE LA GLABELA

La anatomía relevante de la ceja se debe dividir en dos sectores: 

  • El medial 

  • El lateral - La acción sobre la porción lateral de la ceja es responsabilidad de la porción lateral de los músculos orbiculares de los ojos y frontal (región periorbitaria que trataremos en otro post).

SECTOR MEDIAL 

La dinámica de ésta depende de la acción conjunta del músculo depresor superciliar, el procerus, el corrugador superciliar y el frontal. 

El depresor superciliar se origina sobre el puente nasal y, dirigiéndose hacia arriba y hacia fuera, se inserta en la piel de la parte medial (interna) de la ceja. Este músculo desplaza las porciones medial y, en menor medida, la parte media de la ceja en dirección inferior y medial.

Los corrugadores se originan en el hueso nasal y, con una trayectoria algo más transversa que el depresor, se insertan en la porción media de las cejas, más o menos a la altura de la pupila; su acción desplaza la porción media y medial de la ceja en las mismas dirección.

No obstante, las diferencias anatómicas de cada paciente provocan que la inserción pueda ser más lateral en algunas personas que en otras. 

El músculo procerus se origina sobre el puente nasal y, ascendiendo en un trayecto más vertical, se inserta en la piel de la parte media de la glabela (entrecejo) por encima de la inserción del depresor supracilis y sobre una superficie más amplia.Su acción produce una depresión mucho más marcada del entrecejo.

El músculo frontal se opone a estos músculos depresores de la ceja, ya que su acción es elevadora, no depresora. Hay diversas variables anatómicas pero, por lo general, las fibras de frontal pueden conformar una lámina delgada que cubre toda la frente, también podría estar compuesto por dos vientres que transcurren en forma de V, separados por una delgada fascia en la parte media de la frente. 

Los músculos corrugador y depresor superciliar actúan como depresores de la porción medial de la ceja, la acción inhibitoria de la toxina botulínica condiciona la elevación de esta zona, logrando un resultado estético muy bueno. 

Es importante tener en cuenta la capacidad de difusión de la toxina y sus posibles efectos. Debido a la proximidad del músculo frontal, el tratamiento sobre la glabela puede condicionar un cierto grado de difusión hacia las fibras infero-mediales del frontal, provocando relajación de las regiones inferior e interna del músculo frontal. Si se produce una difusión lateral mayor se puede ver afectada la elevación de la porción medial de la ceja debido al excesivo debilitamiento de la función elevadora del frontal sobre la ceja. De forma compensatoria, la excesiva debilidad de las fibras infero-mediales del músculo frontal, puede condicionar una hiperactividad de las fibras superiores y laterales, eso aumenta el tono muscular y genera la elevación lateral de la ceja. 

TÉCNICAS DE INYECCIÓN EN LA GLABELA

Se emplean variaciones en la técnica para abordar el complejo medial de la ceja. Muchos médicos inyectan entre 20 y 30 unidades de Botox, distribuidas en 5 sitios; otros tratan esta zona con 3 inyecciones y permiten que la difusión del compuesto trate las áreas adyacentes. Lo que está claro es que las diferencias en la masa muscular de cada paciente, determina la cantidad de toxina necesaria.

Lo más habitual es la aplicación la técnica de las cinco inyecciones con diferentes dosis. La aplicación se realiza mediante la punción en el músculo procerus, una a cada lado de la porción medial de los músculos corrugadores y una a cada lado de la porción lateral de los corrugadores. 

La infiltración sobre el procerus debe ser cuidadosa, respetando un margen de seguridad de por lo menos 1 cm sobre del borde orbitario, eso permite evitar la difusión hacia el músculo elevador del párpado superior subyacente.

La conservación del arco de la ceja en las mujeres requiere una técnica de inyección diferente de la empleada en el hombre con cejas horizontales. En la mujer se deben evitar las inyecciones cerca del plano de fusión temporal para permitir cierta tracción superior residual por parte del frontal, con conservación de cierta inclinación de la parte lateral de la ceja. En los hombres, la inyección de una pequeña cantidad de toxina botulínica en la porción lateral de la frente sirve para lograr una ceja horizontal.

ELEVACIÓN LATERAL DE LA CEJA 

Una de las características de la ceja femenina joven es su elevación lateral, que tiende a producir un aspecto más alerta, con los ojos abiertos. Con el paso de los años la porción lateral de la ceja desciende, dando una apariencia cansada. La inyección de toxina botulínica en las porciones superior y lateral del orbicular de los ojos restablece el arco más juvenil de las cejas.

Con una correcta aplicación de la toxina, se puede llegar a elevar la parte lateral de la ceja entre 2 y 3 mm. 

 



4 comentarios

Sergio
13 Abril 2020

tanto si tienes la base de la nariz ancha como si es la punta, a través de esta técnica estética puedes tener una nariz perfecta y completamente simétrica. http://correctoresnasales.biz/perfiladores-nasales/

Responder
Dr.Triviño
13 Abril 2020

Buenos dias : El Botox no es una técnica utilizada para la remodelación nasal. En ciertas ocasiones se puede utilizar para trabajar la punta nasal pero de forma muy sutil. El Ac. Hialurónico sí permite practicar la rinomodelación, pero debes entender que siempre implica aplicar producto, por tanto, aumentar para ocultar defectos, nunca reducir... Un saludo

Responder
Dr.Triviño
13 Abril 2020

El Botox no es una técnica utilizada para la remodelación nasal. En ciertas ocasiones se puede utilizar para trabajar la punta nasal pero de forma muy sutil. El Ac. Hialurónico sí permite practicar la rinomodelación, pero debes entender que siempre implica aplicar producto, por tanto, aumentar para ocultar defectos, nunca reducir... Un saludo

Responder
Dr.Triviño
13 Abril 2020

El Botox no es una técnica utilizada para la remodelación nasal. En ciertas ocasiones se puede utilizar para trabajar la punta nasal pero de forma muy sutil. El Ac. Hialurónico sí permite practicar la rinomodelación, pero debes entender que siempre implica aplicar producto, por tanto, aumentar para ocultar defectos, nunca reducir... Un saludo

Responder

Escribe un comentario



Compartir este artículo: